Vídeo co-producido junto a Daniel Mariscal de Creativos Conecta2.

Hace menos de una semana me trasladé por trabajo a Doha, Qatar. Venía bastante preocupado, debo decir. La reacción de los compañeros de mi trabajo anterior fue mayoritariamente negativa; afectuosa, pero negativa. La reacción de mis amigos fue mixta: algunos lo encontraron excelente, otros me felicitaron, todos nos dijeron que nos extrañarían (¡y yo a ellos!).

Mi primera impresión de Doha, es que no tengo una primera impresión :-) Solamente he podido recoger pequeñas pistas sobre cómo serán las cosas. Probablemente muchas de mis impresiones están erradas. Las pongo aquí por escrito para reírme de ellas después.

Lo primero es que es ridículamente caluroso, hay 40 grados durante la mayor parte del día y todo el mundo dice que esto es solamente un pequeño adelanto de lo que sucederá en los próximos meses, cuando la temperatura llegue a 50 grados y "no se pueda estar al sol más de cinco minutos".

A las gatas no les gustó nada viajar. Pasaron 12 horas encerradas en transportines, de aquí para allá, con 6 horas de vuelo. Cuando me las “entregaron”, simplemente las encontré al lado de la cinta transportadora, lo bueno es que todavía tenían agua en los pocillos, así que no las movieron tanto. Las gatas estuvieron muy raras después del viaje, no querían comer y buscaban a la Fabi, pero ahora ya están más tranquilas, comiendo y con muchas ganas de salir al patio. Eso, las dejaré hacerlo más adelante cuando estén más habituadas al lugar. Por ahora, Panterita y Trufa son una gran parte de mi vida social.

Me asignaron una casa en una especie de condominio (una urbanización cerrada con guardia 24 horas) donde viven casi exclusivamente extranjeros, muchas familias con hijos. El condominio tiene su propia piscina y gimnasio. Además la casa me parece enorme comparada con lo que he vivido en los últimos años: Roma (un estudio de 16 metros cuadrados) y Barcelona (dos departamentos de 48 y 65 metros cuadrados).

* * *

La otra parte de mi vida social han sido conversaciones con taxistas. Tipo, el día de la marmota: fútbol, dónde queda Chile, dónde queda Sri Lanka/Etiopía/etc., cuánto calor hace en verano, etc. El lenguaje es una barrera. En el trabajo todos hablan inglés, muchos mejor que yo. Fuera del trabajo la gente habla poco o el mínimo para cosas básicas.

Y mi actividad hasta ahora ha sido ... ir de shopping :-) Para habilitar la casa, comprar comida, un celular, etc. Hay un pequeño centro comercial con un supermercado mediano cerca del condominio y he ido también al City Center que es el mall más grande que hay. Los precios son similares a los convenience stores (minimarkets) de Barcelona. Aquí una muestra con precios aproximados:

  • Paquete de 500g de pasta = 1 eur.
  • Pasta de dientes Colgate = 1 eur.
  • Dos litros de jugo de melón = 2 eur.
  • Shampoo HyS = 3 eur.
  • Cajita pequeña de champignon = 1.5 eur
  • Un pepino (cucumber) = 2 eur.
  • Caja de te = 1.5 eur.
  • Una lechuga = 0.5 eur.
  • Una cebolleta/cebollín = 0.5 eur.
  • Taxi de mi casa al aeropuerto, 30 minutos = 10 eur.
  • Taxi de mi casa al centro, 20 minutos = 8 eur.

Los billetes son muy decorados, y como confundo mucho el lila y el azul se me mezcla el billete de 100 qar (20 eur) con el de 1 qar (0.2 eur).

* * *

La mayoría de las mujeres locales usan una Abaya (que cubre el pelo y el cuerpo), y de ellas yo diría que como la mitad usa la Niqab (un velo tras el cual sólo se ven los ojos). No he visto ninguna mujer en Burka (una túnica completa que cubre de cabeza a pies y tiene una rejilla para los ojos). Las mujeres que no son Qatari usan la ropa que sea, jeans, falda (más abajo de la rodilla), camisetas, etc. Lo único que he visto es que a la entrada del museo islámico le pidieron a una amiga que se cubriese los hombros.

Por ese lado no he experimentado aún un “shock cultural”. Espero experimentarlo lo más tarde posible. Bueno, estuve a punto de experimentarlo: en el baño del mall había un lugar que parecía un urinario pero era para lavarse los pies antes de la oración ... afortunadamente tuve sospechas y no lo usé para lo que pensaba usarlo :-)

Además, en muchos aspectos es un país en desarrollo y en ese sentido tal vez para un humano de primera clase (no para mí, que soy de segunda) Qatar le podría parecer más extraño. Por ejemplo: la experiencia de pasar un poco de carga no acompañada por la aduana fue muy rara: hay reglas escritas, reglas no escritas, tipos que te piden plata alrededor, no tienes claro para qué, y en general un tejemaneje raro que es sistemáticamente disfuncional. Pero se puede entender. La lógica es que te abres paso a codazos y pones tus papeles en frente de un funcionario, sonríes, y esperas. Además, finalmente tienes que pagarle a los que te piden plata porque ellos también son parte legal del asunto, son como para-funcionarios del lugar.

El lado bueno: las reglas son flexibles. Por ejemplo el shuttle bus del aeropuerto para en cualquier parte. Y otras cosas de las que no puedo hablarles mucho :-)

* * *

En el centro hay muchos edificios muy bonitos. Yo trabajo en el Tornado Tower que es una torre torcida. Con todos los edificios que tienen, pensé que podrían construírse una Sagrada Familia, pero reemplazando los animales y personas por textos y motivos abstractos.

Desde mi oficina (que ahora tengo oficina) se ven construcciones, grúas y un pedazo de la bahía. El trabajo se ve interesante, estoy cachando recién qué es lo que voy a hacer exactamente, pero hay mucho ánimo, estudiantes, ingenieros, etc. Yo todavía no tengo un buen sentido de lo que puedo esperar de los demás alrededor mío. No me importa si es mucho o poco, rápido o lento. Sólo quiero entender más o menos cuál es el ritmo y con quién se puede contar.

* * *

¿Qué más puedo decir? Que extraño mucho a Fabiola. Qué no tengo idea de cómo van a ser estos dos meses sin ella. Que para alguien averso al riesgo como yo, la situación es aterradora a ratos. Pero también tengo mucha curiosidad. Espero satisfacerla en los próximos meses :-)

Abrazos para todos y todas. No les digo "¡vengan todos a Doha!" porque pasarán un tiempo antes de que esté totalmente seguro de que fue buena idea ;-)

Esta semana comienzo una nueva aventura en Doha, Qatar :-) Me da mucha pena irme de Barcelona, así que me puse a recordar algunas cosas al azar que me sucedieron en este tiempo:

  • Ocupé una caja entera de 500 grapas/corchetes en el trabajo
  • Fui expulsado de España con 15 días para salir del país ... gracias a un buen abogado y esfuerzos de otras personas pude resolver mi situación.
  • Me encontré desnudo en la playa con gente que conocía ... afortunadamente, en el agua.
  • Trabajé en una bellísima estación de trenes, en el mejor trabajo que he tenido hasta ahora.
  • Hice muchos amigos, y alcancé a perder algunos.
  • Viajé a China, India, Alemania, Polonia, Francia, etc.
  • Me fui al trabajo varias veces en longboard.
  • Pude publicar mucho y ser muy productivo.
  • Hice caminatas de una hora en 4 horas (perdido).
  • Fui al gimnasio por primera vez en mi vida, y sigo yendo.
  • Fuimos cada año al menos una vez a Holanda y una vez a Roma.
  • Vi a Italia perder a alguna de su gente más brillante.
  • Pasé de sufrir por los papers rechazados a que me de casi lo mismo.
  • Quemé una placa madre y aprendí que sí, es posible enchufar la fuente de poder al revés.
  • Le dejé caer un parlante/altavoz a mi laptop corporativo después de menos de un mes de tenerlo, pagué caro el error.
  • Descubrí que un token rsa no resiste una caída de cinco pisos.
  • Entendí que la sangría es la forma en que España castiga a los turistas.
  • Bebí al menos medio metro cúbico de cerveza.
  • Me tomé litros de vermouth servido por Robert de Niro.
  • Pasé agradables tardes en el Parc de la Ciutadella y descubrí que el sol es un lujo.
  • Llegué con 29 años y ahora tengo 35.
  • Me compré por primera vez loción para la caída del cabello y descubrí lo inútil que es.
  • Adoptamos tres gatas. Vimos morir a una.
  • Murió mi abuelo paterno. Murió mi abuela materna. Murió mi cuñado.
  • Disfruté de que la panadera, el del minimarket y el del bar me saludaran.
  • Me sorprendí cuando el de mi sucursal en el banco comenzó a hacerlo.
  • Amigos y colegas me mostraron lo equivocado que estaba, muchas veces, siempre con respeto.
  • Hice body pump y aeróbica ... en el medio de la rambla.
  • Cené en el Palau de la Música.
  • Comí calcots y carxofes deliciosas.
  • Descubrí los placeres del segundo desayuno y de largos almuerzos/comidas con colegas.
  • Me hice adicto a los pimientos del padrón y las bravas.
  • Saqué en total varios kilos de atún de encima de la ensalada verde.
  • Conocí montones de locas de los gatos y descubrí que es maravilloso vivir con una de ellas.
  • Aprendí a hablar mucho más alto/fuerte que lo que es cómodo para un chileno.
  • Me sentí muy avergonzado de cómo algunos chilenos tratan a los peruanos cuando a mí me trataron como algunos europeos tratan a los chilenos.
  • Fui a ver a Suede, The Cure, Depeche Mode, Pet Shop Boys, Groove Armada, Viva la Fete y Arctic Monkeys.
  • Me hablaron varias veces en árabe y no creían que era chileno.
  • Estuve en más de un botellón disuelto por Barcelona Neta.
  • Aprendí catalán viendo el Doraemon/Gato Cósmico.

Por supuesto que hay mucho, mucho más. ¡Hasta pronto amigos! Espero volver pronto a disfrutar de esta bellísima ciudad y la gente especial que ella atrae.

Basado completamente en mi experiencia personal ;-)

Sobre cómo viejos y nuevos monopolistas quieren "proteger" la información genética, es decir, conseguir que los gobiernos les entreguen monopolios sobre genes que se encuentran naturalmente en nuestro entorno.

Fuentes y créditos en Manzana Mecánica. Co-producción junto a Creativos Conecta2.

Páginas

Subscribe to ChaTo (Carlos Castillo) RSS